Estereotipos, fuera con ellos.

Razas

Un  estereotipo, hablando formalmente, es una percepción exagerada y con pocos detalles, que se tiene sobre una o un grupo de personas que comparten ciertas características, cualidades y habilidades, y que buscan “justificar o racionalizar” una cierta conducta en relación a determinada categoría social.  El caso es que, este término se usa a menudo en un sentido negativo, considerándose que los estereotipos son creencias ilógicas que limitan la creatividad y que solo se pueden cambiar mediante el razonamiento. Son esquemas pre-construidos que comparte una misma comunidad social o cultural. ¿Cómo vemos ésto? Los estereotipos están presentes en la vida diaria de todos. ¿Cómo? ¿Alguna vez te ha pasado que has juzgado a alguien por lo que parece, y te has dado cuenta a la larga de que no es como creíste? Apuesto a que muchas veces te ha ocurrido. Tenemos esa percepción de las personas equivocada, siempre estamos criticando y juzgando. Las personas hablan de ellos mismos, de las personas a su alrededor, de los que conocen, de los que no conocen, y a la vez juzgan a los demás por juzgar a otros. Dice un verso de la biblia: “Así como juzgan, juzgados serán.” Entonces, llegamos a los comentarios, la burla y el comportamiento ignorante. Ya pensaste en las veces que has juzgado, bien, ahora pregúntate, ¿cuántas veces te han juzgado sin razón? Creo que muchas veces. Cuantos comentarios han hecho de tí, cuántas mentiras la gente ha creído, y tu solo te preguntas por qué las personas te juzgan sin conocerte. Entonces, ¿por qué tu juzgaste primero? Durante este transcurso de tiempo he aprendido muchas lecciones, entre ellas a dejar de pensar en los otros, en sus acciones y sus decisiones.

Estos estereotipos, están constituidos por ideas, prejuicios, actitudes, creencias y opiniones preconcebidas, impuestas por el medio social y cultural, y que se aplican de forma general a todas las personas pertenecientes a una categoría, nacionalidad,  edad, sexo, orientación sexual, procedencia, entre otros. Me imagino que has escuchado la típica frase de: “Las rubias son brutas (necias, incapaces o sin educación).” A puesto a que no sabías que la mujer más inteligente del mundo es rubia, y estamos hablando de Lauren Marbe, la “pequeña Mozart”,  una chica de 16 años de Londres.  Realizó el famosísimo IQ test y logró 161 de puntuación, ¿pero eso qué significa? Pues con ello, su cerebro es más brillante que el de dos de los humanos más superdotados, en lo que se refiere a la inteligencia: Stephen Hawking y Albert Einstein. Así vemos poco a poco, que solo son prejuicios y conclusiones sin sentido. Otro ejemplo que podemos observar, son las rastas. Siempre existieron muchos mitos en relación a las rastas o dreadlocks generalmente debido a su aspecto en quienes no cuidan de éstas de forma adecuada, también los asocian con la cultura rasta que aunque es un derivado de la cultura, tenerlos no te hace un Rastafari.  La persona de religión rastafari lo asocian con el término de “mafutero” y con aquellos que no se lavan el cabello. Es una religión como cualquier otra, dirigidos por Jah, quién es el mismo Dios y tienen sus reglas y/o costumbres al igual que los demás. Migsha Cloquell cuenta que ha sido juzgada por sus rastas principalmente y nos dice que: “No debemos juzgar solo por su apariencia sin conocer, y si van a juzgar, sean un ejemplo.” Al igual que hay personas buenas y malas, hay personas con poca higiene y otras con una excelente higiene.

Juzgamos a las personas que se mutilan, toman pastillas o que simplemente no encuentran una motivación para continuar y le ponemos de mil nombres: physcos, locos, satánicos, rockeros del diablo, etcétera. Yo no aplaudo ni patrocino este comportamiento, pero no soy quién para llamarles de una forma y ponerle sobrenombres, tampoco todos los rockeros se cortan, ¿cuál es la insistencia de querer generalizar? “Me juzgan por los cortes en mi brazo. Dicen que es de locos, de gente anormal, de gente idiota, y no tienen la más minima idea de que es para nosotros es un desahogo.” – dice una de las chicas entrevistadas. Lo mismo, o algo similar ocurre cuando vemos una persona forrada en tatuajes, ¿cuál es la primera reacción en las personas? “Ese tiene que ser un prófugo de la justicia, mató a cinco mil, violó cien niñas, bebe como si fuera agua y fuma como una chimenea.” Puede ser que muchas personas con esta apariencia sean así, te compro esa excusa, pero lo que no puedo concevir es que el trato a estas personas sea diferente. Qué sabes tú si ese que ves así utiliza su cuerpo como forma de expresarse, el mismo mensaje que lleva él en su cuerpo, lo llevas tú, solo que lo publicas en las redes sociales y murmuras de tu prójimo. Esa persona podrá cometer mil errores, y no deja de ser humano. Puede que haya cometido pecados, pero te recuerdo que no hay pecados grandes ni pequeños, matar y robar van en la misma línea de mentir. El pecado es una opción deliberada y conscientemente elegida (decisión enteramente libre y voluntaria), contra la voluntad de Dios. Cuando se toma esa opción ya se comete pecado aunque no se haya ejecutado exteriormente. Por eso se puede pecar de pensamiento y de omisión.

Otra razón de burla son las parejas del mismo sexo. Es una profunda critica, no le quitamos el guante de la cara, se hacen caminatas para impedir que se casen y no importa cuanto tiempo estén luchando para eso, pero cuando vienen problemas serios, de los cuales deberíamos hacer una protesta, ni una cuarta parte del país está ahí. La relación entre parejas del mismo sexo no es un lujo ni un privilegio para negarles lo que quieren, no digo que apruebo o no ese comportamiento, pero como a mí no me causa ningún daño, pues adelante. Igual que cuando se dice que la mujer solo sirve para fregar, trapear, cocinar, cuidar los hijos, y no ven que parecen esclavas. Ven a las mujeres como un objeto sexual que siempre tiene que estar sumisa. Con los varones es igual, para la sociedad son los trabajadores, inteligentes, fuertes, los que no lloran, los valientes, jefes de familia, proveedores, los agresivos, los que mandan a las mujeres  y muchas veces vemos cuando estos papeles se intercambian, cuando vemos a la mujer con un taladro y un martillo y a un hombre dando retoque de uñas.

Puedo decir que soy de las personas más juzgadas que puedes haber visto. Desde muy pequeña he sido señalada por mi físico, por mis acciones, he tenido muchísimos sobrenombres. He visto mi nombre en paredes en la escuela con apodos totalmente fuera de lugar y ver como la gente me rechazaba por mi preferencia sexual. Pues sí, en la escuela elemental era por mi físico. En la escuela intermedia era por mi preferencia sexual, el no querer estar con un chico por que desde pequeña no tuve un padre quién me llevara de la mano y me apoyara, además de intentos suicidas, entre otros, pero gracias a Dios pude superar todo eso y ser la persona quién soy ahora. Ahora a punto de finalizar la escuela superior, la critica vuelve a hacer por mi físico y esta vez con un gran enfoque en mi cabello. Como he dicho varias veces, las personas generalizan y dividen a las personas en grupos, los rockeros, los rasta, los “mafu”, las plásticas, los nerds, los hipster, etcétera y en realidad ni siquiera saben de lo están hablando. También me da mucha pena por que a veces la gente tiene base para poder criticar, decimos ser y/o hacer algo y hacemos todo lo contrario. No estamos dando el ejemplo, ¿y así queremos paz y un mejor lugar para vivir?

De todos los entrevistados, el 90% de ellos admitieron haberse equivocado al conocer a la persona que tanto criticaron, y todos tuvieron la misma razón, su aspecto físico. Yo les exhorto a pensar antes de abrir la boca y levantar la mano para señalar, somos humanos y tampoco se pretende ser santos, pero cuando veas algo, calla y no seas piedra de tropiezo de otro. Como dice un refrán: “No tires piedras si tu techo es de cristal.”

— Angélica D. Serrano Román

2015 ©Derechos Reservados de Sarcasmo Intelectual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s