No me digas…

dreads

No me digas que tener mi cabello es bueno porque no tienes que peinarte.

Paso horas tratando de retocarme el pelo y me da mucho dolor cuando me tengo que apretar las raíces.

No me digas que mi cabello es bueno porque “no se lava”.

 Mi cabello se lava igual que el tuyo.

No me digas soy rastafari por mi cabello.

 Mi cabello no define quién soy.

No me preguntes si mi cabello verdaderamente es mío.

Es mi pelo, ¿o es tuyo?

No me preguntes como se lava.

Es una pregunta estúpida.

No me preguntes: “¿por qué los tienes?”

No tengo que darte cuentas.

No me digas que mi cabello es de gente con mala higiene. 

Tengo más higiene que muchos que no los tienen.

No me preguntes si me gusta Bob Marley. 

¿Por qué es lo primero que piensas?

No me digas que con eso no se consigue trabajo.

Calma Carmona es modelo, cantante y editora. Ah, es puertorriqueña y tiene dreadlocks. En Estados Unidos, aproximadamente el 30% de la población los tienen.

No me preguntes si fumo.

¿Cuál es el afán de automáticamente pensar que sí?

No me digas que tengo que apestar.

El que apesta es porque no se baña.

No relaciones la marihuana con los colores de la bandera.

Esos cuatro colores significan más que tu vida.

No me mires como un alíen cuando me ves en un lugar público.

¿Se te perdió algo?

2015 ©Derechos Reservados de Sarcasmo Intelectual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s