No te juzgo, pero no te justificaré.

Anda, haz lo que quieras, pero yo no te justificaré. Querido joven, aquél que depende del alcohol para “pasar un buen momento”, no te juzgo, pero no te justificaré. ¿Para qué bebes, eh? Contestaré por tí. ¿Por la libertad y la distensión?, ¿Para atreverte a hacer cosas que de ninguna manera harías?, ¿Por la presión de grupo o sentirte mejor contigo mismo? No hay cosa más linda que ser libre, pero libre de hacer lo que en realidad quieres hacer. Yo no te digo que no bebas, adelante, pero si vas a beber por cualquiera de éstas razones;  no te juzgo, pero no te justificaré, porque un buen momento no se define por cuántas bebidas tomaste. A ti joven, a aquél que fumas para llamar la atención, no te juzgo, pero no te justificaré. ¿Para qué andas fumando? No, no me digas, tienes muchos problemas y necesitas tomarte un tiempo y sentirte en “el viaje”.

Estadísticas del estudio de Observación del Futuro en el 2010, muestran que el consumo diario de marihuana ha aumentado entre los estudiantes de 8º, 10º y 12º grado, en comparación con el año pasado, ¡imagínense ahora! Jamás diré que la marihuana es mala, es una planta que ha curado miles de enfermedades y hasta han habido reportes de cáncer, pero, ¿crees que vas llamar la atención fumando? Allá tú amigo, no te juzgo, pero no te justificaré.

Tu amigo, aquél que no te importan tus estudios y tu futuro. ¿Qué piensas hacer? “Seis de cada diez ofertas de trabajo en la próxima década serán para universitarios o titulados de FP superior y sólo el 2% para los menos formados.” – dijo Quique Rodríguez, en su artículo: Sin estudios no hay futuro: las ofertas laborales serán para los preparados. La educación universitaria aumenta casi 13 puntos porcentuales en la probabilidad de encontrar trabajo. Jóvenes que les importa poco si entran a la universidad, si no entregan ensayos o trabajos. Veo jóvenes dependientes, vagos, sin ilusiones. Estamos hablando de tu futuro, no el mío. Pero como dije ya, no te juzgo, pero no te justificaré.

Amiga, tú, la que te auto- mutilas. ¿Qué estás ganando con ello? Yo sé que la vida dá golpes duros, y que es difícil, pero no utilices como excusa: “Es que nadie me entiende”, “Tú no sabes lo que estoy pasando”, “Mi pareja me dejó”, “Si yo muriera todo sería más fácil”, o, “Es que me gusta hacerlo”. ¡A nadie le gusta hacerse daño a uno mismo! El dolor nos ciega, nos pone sensibles. ¿Tú sabes por qué aún sigues viva? Porque algo de ti aún desea vivir. Debes aprender a manejar sanamente la presión, las emociones, los problemas y todas esas situaciones; porque no eres ni la primera ni la última persona que tendrá problemas y sea cuál sea tu situación, hay personas peores que tú. Pero, ¿sabes qué? Haz lo que quieras, porque yo no te juzgo, pero no te justificaré.

Amiga, tú, la que llevas en tu vientre un niño el cuál no deseas. La que piensa en: “Yo no voy a dañar mi futuro por ésto, yo lo aborto y ya”. Si no, la que piensa que ella pare, para que la madre los críe, ¡no sea irresponsable! Su madre ya vivió su vida, ya te crió a ti y a tus hermanos, no le achaques tus responsabilidades a ella. El aborto es un crimen, punto. ¿Cuántas mujeres han abortado y luego se han arrepentido?, o peor, ¿cuántas mujeres luego no pueden tener hijos? Esto se trata de pensar en el futuro y las consecuencias, no sólo pensar en el momento. Pero, ¿sabes qué? Haz lo que quieras, es tu decisión. Yo no te juzgo, hagas lo que hagas, pero no te justificaré.

Querido joven, aquél que amas hacerle daño a las personas, tanto física y mentalmente. ¿Estás consciente del daño que haces? Estos jóvenes sufrirán el resto de sus vidas de inseguridad, sensibilidad y baja autoestima. ¡Yo soy un ejemplo! No todas las personas son tan fuertes como para escuchar una crítica o una burla diaria. No te dá placer nada que no sea herir los sentimientos de otro, sin importar quién sea, personas como tú no respetan. “El problema del bullying está en escalada en Puerto Rico, sobre todo, estamos en una época de poca tolerancia y mucha violencia. Las autoridades han hecho leyes y centros para radicar querellas y todo eso está bien, pero continúa la escalada del bullying en las escuelas”, afirmó Javier Piazza Ramos, psicólogo en Cupey. A final de cuentas, no juzgaré tus acciones, pero no las justificaré, porque no hay razón suficiente para herir a otra persona.  Tu mujer, que te encanta mostrar tu cuerpo. ¡El cuerpo de una mujer es arte, es belleza! Es por ello que debería permanecer oculto. Cuando tienes un objeto hermoso y valioso, nunca vas a darlo alguien que no conoces, tampoco vas a querer mostrarlo a todos, porque es algo muy especial y es sólo para ti.

Sabes que si muestras tu objeto, probablemente otros lo quisieran. Así mismo es el cuerpo de una mujer, inigualable, valioso. No lo muestres ni lo exhibas como un cuadro o un objeto, ellos tienen un valor monetario para aquél que le interesa y quiere comprarlo. Pero el cuerpo de una mujer no, eso no está en venta. Guardar tu cuerpo muestra respeto, no se trata de dignidad o ser una prostituta. Tampoco digo que uses camisa de manga larga y falda, pero tampoco quieras vender algo que sólo tú deberías tener. Hagas lo que hagas, yo no te juzgaré porque es tu cuerpo, pero no te justificaré.

Amigo pesimista, no me olvido de ti. Aquél que todo está mal y nada saldrá bien. Una persona pesimista, por definición, es aquella que tiende a ver y a juzgar las cosas en su aspecto más negativo o desfavorable. “El pesimismo es la excusa de los débiles para abandonar la lucha por aquello que desean.” – Autor anónimo. No busques más excusas para no hacer nada. Dicen que no hay peor lucha que la que no se intenta. El pesimismo es una batalla muy fuerte, pero no hay batalla que no podamos ganar, siempre y cuando demos el todo por el todo. ¿Cuántos sueños y metas tienes? Lánzate a ellos, y descubrirás. Hagas lo que hagas, no te juzgaré, pero no justificaré tu pesadez.

A ti joven, que tiene ese espíritu rebelde y “malcriado”. Es difícil tener paciencia, es difícil escuchar cuando uno tiene la razón, es difícil contenerse a tantas barbaridades. ¡Te entiendo! Pero sea lo que sea hay que controlarse. En el camino muchas cosas han formado y moldeado mi carácter, las personas que me conocen saben que soy una persona muy explícita; así que si eres como yo, ten por seguro que te entiendo. Recuerda que uno no nace con actitud, uno la adopta, y está en nosotros mismos cambiar ello. No podemos andar rompiendo caras e insultando a la humanidad por que no vivimos nosotros solos en el mundo. Trata de mantener una actitud positiva, escribe en una libreta, desahógate, habla con tu grupo de apoyo pero evita infartar. No te juzgo, pero no te justificaré.

Recuerda siempre que somos el fruto del mañana. Somos el futuro de Puerto Rico, ¿vamos a seguir así? Yo sé que podemos dar mucho más de lo que estamos dando. No soy perfecta, no eres perfecto, en realidad nadie lo es. Pero se trata de perfeccionar cada día y de evitar lo que sabemos que está mal. Si otros no confían en ti, ignóralos. Muchas personas hablarán y te pondrán límites, pero yo confío en la juventud de mi país. Recuerda, cada cosa que hagas, no te juzgaré, pero tampoco te justificaré.

—Angélica D. Serrano Román

2015 ©Derechos Reservados de Sarcasmo Intelectual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s