Carmen tras Desdémona (Análisis de La Gurúa Talía: Correo de San Valentín)

letter antique

Carmen tras Desdémona

Análisis de La Gurúa Talía: Correo de San Valentín

 

          La historia nos transporta a los años 80 donde la protagonista comienza a relatar los sucesos de su vida. Cuenta que su marido estudiaba Leyes en la Universidad de Puerto Rico y que vice-presidía la Juventud Ultrarrevolucionaria Boricua (JUB). Hace énfasis y lo describe como una persona intelectual, diciendo incluso que estaba a dos piquetes para convertirse en el poseedor del Carné Fuchsia, máxima distinción otorgada por la organización. La joven también hace mención de que estaba en nivel superior, específicamente en cuarto año. “Fue él quien me despojó de todos mis prejuicios burgueses, llevándome a revindicar el derecho al orgasmo una noche en la carretera de Trujillo Alto.” – mencionó. El “chico intelectual” al estar en contra de las pastillas anticonceptivas y profilácticos por su ideología de que estamos haciéndole juego a las intenciones genocidas imperiales de los yanquis (estadounidenses) le prohibió a la joven utilizarlos, quedando embarazada. Para aquél entonces era compulsorio, en muchas familias puertorriqueñas, casarse al tener relaciones o quedar embarazada, así que debido a la presión familiar deben casarse aún estando ellos en desacuerdo. Narra que “boycotearon” su mota utilizando pantalones (la joven con un mahón y él de pantalones cortos rojos) y camisetas psicodélicas. La camisa del “novio” decía: “Matrimonio: Delito contra natura.”  Siendo juez de aquella boda no hubiese permitido que se realizara. Si desde el principio se muestra que ni tan siquiera quieren casarse (aunque la chica sí estaba enamorada), ¿para qué daría aprobación para un matrimonio que viene mal y se pondrá peor? Bueno, tanto que criticaron a la familia, comparándola con “la teca” dependían de ella para mantenerse por que la joven tuvo que dejar los estudios y no pudo trabajar para quedarse en la casa para cumplir con “su rol” de madre y ama de casa. La teca se refiere a algo dañíno. Con un mirador en Santa Rita nace la niña.

          Narra que su intelectual se ha “pinochetizado” y comienza a romper los mahones que ella utilizaba cuando eran novios. Es algo ridículo, en mi opinión, por qué cuando conoces a una persona no puedes pretender cambiarla así no más por qué sí y de encontrar algo que te incomode, sugerir y no imponer. ¡Y menos con la excusa de que eran extranjeros! Además, le prohibió salir del mirador cuando él no esté en la casa. Él pasaba largas horas en su vida universitaria, mientras que ella se quedaba en su casa con la niña y los quehaceres. Para no aburrirse escuchaba la radio pero no pasó mucho tiempo hasta que también se lo prohibiera con la excusa de que el periodismo local es manipulado por las grandes cadenas noticiosas yanquís, además de que los medios masivos de Puerto Rico enajenan a la población para prolongar el estado de inconsciencia. En otras palabras, el periodismo es manipulado y manipula. No obstante, le ordenaba leer los libros que él le recomendaba, pero no sólo eso, le daba exámenes para corroborar que efectivamente había leído. La mujer le intenta explicar que no puede cumplir con las tareas domésticas (las cuales él no compartía), el cuidado de la niña, más ahora sus exámenes. Le dijo que se trataba de sacrificio patriótico y que debía aceptarlo con alegría revolucionaria, porque según él ella pasaba tiempo de ocio (descanso). Narra que las cosas fueron empeorando ya que inspeccionaba la cartera todos los días y miraba las fotos para ver si no ocultaba nada detrás de ellas. Como si fuera poco verifica en los zafacones a ver si habían profilácticos ajenos porque él no los usa. Incluso las revistas que le enviaba su madre eran interceptadas para “protegerla de la penetración propagandística colonial”. Cuando ésta, cansada de sus celos sin razón le reclamó, este se rió en su cara diciéndole que es concepto de propiedad privada, como si ella fuese algún objeto o algún terreno.

          La mujer, hacía aproximadamente dos semanas descubrió huellas de lápiz labial en una de sus camisas. Al confrontarlo utiliza (diría yo) la psicología y la intenta manipular y la acusa de tener una óptica prehistórica de las relaciones mujer-hombre. ¡La muy tonta no hace nada! Él admitió sobre la existencia de una “compañera de luchas”, pero luego de ese incidente las reuniones fueron más frecuentes, las asambleas y los cursos de capacitación también. La mujer se sentía sola, porque ni teléfono tenía, era una mujer masoquista porque confiesa que ama a ese guerrillero idealista que conoció hace año y medio, aunque no entiende cómo y el porqué de su transformación tan repentina.  La mujer está confundida, llega al punto de pensar que él tenía razón. Concluye la carta que le envía a la Gurúa Talía el 14 de febrero de 1984 pidiéndole algún consejo. En la despedida utiliza el nombre de Desdémona La Sufrida, ¿tendrá algún significado o la autora decidió que fuera así porque sí? Me temo que no, pero continuemos. Trás pasar 23 días, Desdémona recibe la respuesta de la Gurúa y le aconseja, en resumen, mantenerse neutral, ni sumisa ni agresiva puesto a que puede tomar la misma acción y utilizar la agresividad. También le aconseja no caer en la trampa del debate estéril, ella no puede competir con “un come libros” o un “sabelotodo”, son largas horas de teorías y estudio. Él intentará jugar con su mente. Recomienda regalárselo a “la compañera de luchas”  y le dice que se ponga a estudiar y a conseguirse un empleo.

          Un dato muy interesante es que comienza diciendo que su marido no le llega ni a los talones a Otelo. Ahora bien, ¿quién es Otelo? Otelo es una tragedia en cinco actos, en verso y en prosa, de William Shakespeare que se publicó en cuarto en 1622. Como mencioné anteriormente, el nombre de Desdémona debe venir por algo, no puede utilizarlo como seudónimo así porque sí. Desdémona es un personaje de la tragedia, se destaca por ser coqueta y atrevida y estaba casada con el moro Otelo. Al leer la tercera carta (la que envía Desdémona) le contesta de manera diferente, como si esta fuese otra persona y cito: “Haciendo limpieza en mi nuevo apartamento, encontré y releí su carta del año pasado. Permítame hacerle un comentario al respecto y espero que no se ofenda: Su tono tiende a ser un poco autoritario.” Se despide Carmen (ex-Desdémona) La Gitana. ¿Qué pasó aquí? Imagino que te has confundido. Bien, quizás te preguntes por qué Carmen utilizó el nombre de Desdémona en la primera carta. Carmen era una mujer prisionera, la Gurúa de Talía era una sección del periódico, no podía revelar su identidad, así que utilizó un seudónimo. ¿Por qué utilizar un personaje de la tragedia de Otelo? Su vida era una tragedia. Desdémona era coqueta y atrevida, así como Carmen con sus pantalones, los mismos que seducían a su marido en el noviazgo y luego rompió. En la tragedia Otelo asesina a Desdémona ahogándose, todo por celos, aunque el marido de Carmen no la asesinó físicamente sí la estaba asesinando psicológicamente con su neomachismo. Otelo asesina a Desdémona por algo que nunca hizo, así como Carmen pagaba por algo que tampoco merecía, ¿qué de mal hizo Carmen? En la segunda carta la Gurúa dice que el marido de Carmen no le llega ni a los talones a Otelo y si Otelo mató a su mujer, ¡el marido de Carmen era el demonio! ¿Por qué “La Gitana”? ¿Cuál es la principal característica de las gitanas o por lo que todos las reconocen? Ser gitano es ser libre. Carmen era libre.

          ¿Cambió Carmen al final? Claro que sí, nos damos cuenta cuando leemos que tiene un apartamento nuevo, por lo que tuvo que haber salido de su marido y su prisión. Además  deja el anonimato. ¿Qué ocurrió? No se sabe, no hay datos de cómo logró escapar, qué ocurrió con su hija ni nada, pero imaginamos que consiguió empleo y por lo tanto su apartamento. Quizás siguió los consejos de la Gurúa y ahora es una mujer independiente y hasta quizás madre soltera, pero tampoco podemos concluir el análisis salvando a Carmen de todo pecado. ¿Volvió a ser la mujer coqueta y atrevida de antes? ¿Cabe la posibilidad de que Carmen haya provocado los celos en su marido? Lamentablemente, la historia no continúa o está escrita desde la versión de su marido pero independientemente, la causa no justifica la acción. ¿Cuál es la raíz de todo esto? ¡El machismo! Pero hay diferentes tipos de machismo, tocaré dos: el tradicional y el neomachismo. El machismo tradicional podría definirse como esa “creencia” o “tradición” entre comillas, mayormente visto en la antigüedad que predica acerca de que el hombre es la cabeza del hogar y líder. El hombre es el que trabaja y sustenta la casa, es el que ofrece la disciplina y ordena. Normalmente o casi nunca hace tareas domésticas y se lo delegan a la mujer porque entienden que la casa y los quehaceres son tareas femeninas. Sin embargo, el neomachismo según la lectura y lo que pude percibir es que es aún más perverso. Es como la persona que se dice “que no le gusta perder”. Como dice la lectura, te enreda en sus teorías y hasta podría inferir que es un machismo psicológico. Es saber manejarte, manipularte, responder o reaccionar saliendo exitoso en la situación, utilizando el “conocimiento” como arma para conseguir una meta. En este caso su manipulación lograba que Carmen estuviese en su casa sin salir y sin sus mahones preferidos, sólo por celos absurdos.

          ¿Cuál es la diferencia, cuál es peor?  El neomachismo trabaja directamente con la mente afectando la autoestima, estimulando depresión, soledad, sentimiento de inferioridad, sentirse opacado, entre otros sentimientos negativos. El machismo tradicional es más directo. De esta manera, la persona está más sensitiva logrando la meta del machista.  En Puerto Rico, ha sido un país latinoamericana que ha tenido una gran incidencia de machismo. Actualmente no es un problema social tan frecuente como lo era hace años, pero todavía existe un porcentaje de casos un poco alarmante. El machismo en Puerto Rico se ha visto durante la historia, desde el tiempo indígena donde las mujeres taínas se dedicaba a la agricultura y a la labor hogareña, mientras el hombre se dedicaba a cazar y pescar, llevar el orden del pueblo y dirigirlo, entre otros. El cacique (jefe indígena) tenía que ser un hombre, al igual que en otros puestos como el de curandero y el de guerreros. Al venir los españoles, estos veían a la mujer como un objeto de reproducción y como esclavas del hogar. Según pasaba el tiempo, este pensamiento pasó de generación en generación, hasta llegar al siglo 20, donde todavía se tenía esa perspectiva ante la mujer. A la mayoría de ellas, sus maridos, no las dejaban estudiar, trabajar, salir. El machismo ya se había convertido en una tradición de nuestro país. En la actualidad, todavía existe pese a tantas campañas y organizaciones. El problema mayor ha sido la violencia por parte del hombre hacia la mujer; casi se reporta un caso o más casos de violencia contra la mujer diariamente. La pregunta es, ¿continuaremos con esto o reaccionaremos como país? La mujer no es un objeto, tampoco tu sirvienta. No se te caen los brazos por cocinar o fregar, no pongas etiquetas. La labor doméstica se comparte, los grandes puestos son tanto para mujeres como para hombres. Los padres son esenciales en el desarrollo del niño, no solo para regañar y ordenar. ¿Entonces?

 

 

– Angélica D. Serrano Román

 

ReferencesReferencias

Fernández, JL. (2011). El machismo en la sociedad puertorriqueña. Recuperado de: http://www.scribd.com/doc/56500140/El-machismo-en-la-sociedad-puertorriquena#scribd

 

2016 ©Derechos Reservados de Sarcasmo Intelectual

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s