Aspirante a la gobernación

Speaker-Podium.png

9 de marzo de 2016

 

Aspirantes a la gobernación

David Bernier

Pedro Pierluisi

Ricardo Rosselló

Manuel Cidre

Alexandra Lúgaro

María de Lourdes Santiago

Año electoral 2016

Puerto Rico

                                                                                                  

Queridos aspirantes:

      Mi nombre es Angélica D. Serrano Román, estudiante de duodécimo grado de una escuela pública del país. El motivo de mi mensaje es para preguntarles algo, ¿es para ustedes la educación una prioridad? Me he dado a la tarea de verificar el status de la educación pública de nuestro país haciendo entrevistas a maestros y estudiantes que trabajan y estudian en instituciones públicas y los hallazgos fueron impactantes. Un maestro de inglés de una escuela superior confiesa que su primer año como maestro en una escuela pública ha sido drenante. No fue como lo esperaba, pensaba que sería mejor. Además dice que el estudiante llega con ganas de no hacer nada. También dice que el Departamento de Educación le da cargas innecesarias, ya ha dejado de ser una persona que enseñe y pretenden que sean asistentes administrativos. Todo su trabajo consiste en preparar evaluaciones, tener las carpetas al día y ofrecer una educación mediocre. Dice que al menos no se puede quejar porque le han suplido sus necesidades básicas en cuanto a materiales aunque ha visto que sus compañeros pasan necesidades. Le incomoda que las personas no entiendan el peso de su trabajo puesto a que por sus manos pasan los próximos gobernadores, maestros y profesionales. Él quisiera más tecnología porque parecemos arcaicos.  “Los estudiantes no funcionan si no es con tecnología.” –  dijo el maestro de inglés. Cuando tuve la oportunidad de hablar con una consejera escolar (la cual lleva 26 años en el Departamento)  dijo: “En mis inicios habían libros y cuadernos. Los padres venían con respeto y los estudiantes respetaban y estaban motivados. Ahora los padres te amenazan. Actualmente los maestros estamos con muchas carpetas y papeles, estamos presionados.” La mayoría de las escuelas públicas tienen problemas de electricidad, tienen que dejar las luces prendidas toda la noche hasta el próximo día de clases porque si no en la mañana no quieren volver a prender y esto causa contaminación lumínica. Vamos a hablar de la comida del comedor, sirven en poquísimas porciones. Un día cuando fui a desayunar en el comedor me dieron un poco de fruta enlatada y solo un pedazo de pan con mantequilla. Soy agradecida, sé que en otros países no hay tan siquiera un pedazo de pan, pero entiendo que la alimentación es lo más importante y más si se trata de la primera comida del día. Las escuelas públicas, en su mayoría, carecen de buena imagen. Necesitan pintura y para ello muchas veces tiene que salir del bolsillo del maestro. “Por fin pusieron tecnología con los proyectores que instalaron pero aún no es suficiente. No proveen para copias y materiales para hacer las clases más dinámicas para evitar la monotonía. Preferiría que se le dé el presupuesto a cada escuela y que ellas se encarguen de todo lo que necesitan. Además de clase hay que estar en trabajo administrativo. Tampoco toman en consideración que todos los estudiantes no son iguales y pretenden que avancemos con las unidades. La prioridad de un país debería ser la educación, la seguridad y la salud, lo demás viene por añadidura. En los últimos cuatrienios, ¿dónde quedó la educación? Aumentan el trabajo y no logramos alcanzar el objetivo del día. Yo considero que el maestro se frustra, además de que se tiene que llevar el trabajo a la casa. El fuego y la vocación se vá. Los valores comienzan en el hogar, las faltas de respeto provienen de los estudiantes y también de los padres. Antes los padres preguntaban lo que había pasado pero ahora asumen y vienen a la defensiva discutiendo porque se les citó por alguna situación. Se usan los mismos libros desde que yo estoy en la escuela superior y yo me gradué en el 2002.”  –  dijo una maestra de inglés de una escuela pública.

     ¿Por qué el Departamento no provee libros ni materiales? Desde tiempos inmemorables he visto cómo los maestros tienen que hacer actividades para poder comprar abanicos y materiales para sus salones. Al sol de hoy tengo maestras que ni siquiera un abanico tienen. ¿No quieren gastar en libros? Perfecto, tráiganos tabletas y computadoras y establezcan libros digitales. Los alrededores de las escuelas están horribles, sucios y mal cuidados. Es responsabilidad del estudiantado pero no solo de nosotros. Establezcan por obligación el hábito de reciclar, se producen 10,000 toneladas de basura al día en Puerto Rico. ¿Por qué no nos llamamos Puerto Sucio? Tampoco hay muchas ayudas que digamos para las personas con bajas calificaciones. Se le debe ayudar a estos estudiantes, hacer programas y conferencias de motivación. “Cambio definitivo desde arriba hasta abajo. Cualquiera puede ser maestro, yo soy maestra pero hay algunos que no hacen nada.”  –  dijo una maestra de Tecnología. La maestra comparte que los padres se creen que la educación y la escuela son un cuido. Dice que se quejan cuando no hay clase y empiezan a preguntarse dónde los van a dejar porque tienen que trabajar. La maestra dijo que se le ha perdido el respeto al maestro y ella en lo personal se siente menospreciada. “Tengo cuatro carpetas. No trabajo por dinero, sino por vocación. Desde el Departamento hasta los padres te faltan el respeto.”  –  dijo. La maestra dice que al no tener recursos se desmotivan. Decía que los padres no respaldan el criterio y la disciplina del maestro en el salón. El día del maestro lo eliminaron, ahora tienen que trabajar ese día. Los maestros se sienten indignados puesto a lo que dijo la maestra, se sienten menospreciados. La profesión del maestro es la única que trabaja con tantas personas a la vez. A veces tienen en el salón de 30 a 35 personas. Los profesores atienden a diario a 175 personas aproximadamente por un salario mediocre. La maestra dice que “encajonarlos” en las mismas materias (español, inglés, matemáticas, etc.) lo que hace es hacerlos creer que son brutos al no dominar una materia. Deberían abrir más programas vocacionales en las escuelas donde se ofrezca: Artes Culinarias, Enfermería, Farmacia, Arte gráfico, entre otros. En Finlandia el maestro cobra más que el médico. Si no tiene doctorado no puede ser maestro, aquí cualquiera puede serlo. ¿Por qué no subimos el estándar de educación?

     

     Hablé con una secretaria la cual me dijo que no hay los materiales que se requieren. Tampoco hay un buen ambiente. No hay guía ni los orientan bien. La secretaria lleva 22 años de servicio y considera que es demasiada labor para su sueldo.  “Definitivamente mucho trabajo. Las condiciones de trabajo no son las mejores, no tengo materiales. Tengo poco apoyo económico para actividades extracurriculares. Mi posición como maestra de Educación Física es que deberían darle más valor a mi curso. Soy maestra, no me de trabajo que no me corresponde.”  – dijo una maestra de Educación Física escolar. ¿Por qué salimos mal en la materia de Matemáticas? No se nos está ofreciendo una buena educación en esa materia. Siempre me he topado con malos profesores de matemática que o no asisten o no saben enseñar. En décimo grado tomé Matemática durante dos semanas y en undécimo un mes. Ahora que estoy en duodécimo grado e iré a la universidad “estoy más perdida que un juey bizco”.  Las escuelas están llenas de plagas, gusanos y cucarachas. El Departamento no ofrece el servicio de fumigación tampoco lo que provoca que la escuela tenga que hacer los arreglos y hacer de tripas corazones para costear esos gastos. Una cosa que nos molesta tanto a mí y a los maestros, ¡la bendita grama! Cada vez que recortan la grama en la escuela es a las ocho de la mañana cuando los maestros tienen que dar clase. ¿Por qué no recortan a las cinco de la mañana? ¡Qué madruguen! Es mi educación y yo tengo derecho de reclamar por ella. No tenemos baños que sirvan, muchos ni tienen puertas o cerraduras. Tampoco los limpian. No hay fuentes de agua o están rotas, ¿y quién se encarga de esos gastos? El Departamento no es. No hay seguridad en la escuela, cualquiera puede entrar a los predios como sea. ¿Cuál es el motivo? No pueden costear más de un guardia por escuela. ¿Crees que un guardia por escuela es suficiente para tantos estudiantes? Nosotros no nos sentimos seguros en el plantel escolar, donde pasamos la mayoría del tiempo. “Entiendo que hago mucha labor para poco salario porque tengo muchas responsabilidades. Me siento asistente administrativo porque tengo que cumplir con todos los papeles y documentos que se requieren. No tengo las facilidades, necesito equipo asistivo. La Internet también está bloqueada. Se me presentan muchos impedimentos para realizar giras educativas para el aprendizaje del estudiante. Las fachadas están pésimas, la escuela huele mal y está sucia. Entiendo que se debe actualizar el currículo con otros talleres vocacionales. Necesitamos áreas recreativas para deportes. Mi mayor dificultad es trabajar con los padres, sienten que tienen derechos cuando son privilegios y me molesta su irresponsabilidad. También el poco compromiso con los deportes y la directiva escolar.”  –  dijo una maestra de Educación Especial. Una maestra de vocacional comparte que los estudiantes no tienen dirección y hacen lo que quieran. Dice que no hay alternativas para retenerlos en las escuelas porque sencillamente la escuela no es agradable. Encuentro que los pocos servicios que se les ofrecen a los estudiantes a la hora de la verdad nunca están y si están no los atienden como se debería. “Me encanta y me agrada mi trabajo pero el Departamento no da materiales suficientes. Soy más asistente administrativo qué maestra. El Departamento no aporta a que los estudiantes les guste ir a la escuela. Hay maestros sustitutos por seis meses para maestros que han faltado ocho años. Penalizan al maestro y al estudiante por lagunas creadas en los pasados años. Deberían controlar los baños para que no los ensucien o dañen.” – compartió.

 

     ¿Por qué Puerto Rico se copia de los otros países en las charlatanerías y no las cosas positivas? Vamos a copiarnos del sistema educativo de China, Finlandia o Cuba. ¿Por qué la educación no comienza a los siete años y se les obliga tanto a los niños de tres a cinco años? Vean las tablas de las etapas del niño a que es la edad correcta para aprender. Se aprende desde los seis o siete años,  pero en Puerto Rico está el “Pre-Kinder” y el “Kinder” traumando a niños que están en edad de jugar. Las escuelas allá utilizan audiovisuales. En Finlandia ya a los 16 o 17 estás en la universidad y acabas a los 18 a 19 años y son el mejor sistema educativo del mundo. En otros sistemas educativos desde que sales de la escuela intermedia detectan cuál es tu potencial vocacional y si eres sobresaliente en Arte (por ejemplo), vas directamente a esa especialidad porque no todo son las materias básicas. Yo soy pésima en las Matemáticas, desde séptimo grado he tenido problemas con mis maestros de matemática. Tengo un buen promedio, de hecho, pudiera ser Alto Honor pero me afecta la clase.  Para lo que yo voy a estudiar no las necesito para nada, ¿y para qué las tomo? Tantos años de frustración para que al final ni utilice el 2+2. Mi fuerte para mi profesión es el inglés, español e historia. Hablé con una directora la cual expresó que trabaja fines de semana y días feriados (que no le pagan) para poder cumplir con todo su trabajo. “No hay materiales, recursos, conserjes ni guardias. Necesitamos asistentes administrativos que se encarguen de eso y los maestros puedan dedicarse a su clase. Hay un patrón de ausentismo en maestros y estudiantes. Hace 11 años no nos aumentan el salario, ganamos lo mismo de hace años y las cosas van en aumento. Últimamente exigen demasiados informes escritos de todo y entorpecen otras labores. Si tuviera la oportunidad de decirle a un aspirante a la gobernación algo, sería que mejore la plataforma de los estudiantes con salas de juegos de mesa, salón con televisión y áreas recreativas para ellos, además de maestros auxiliares. Al igual que los maestros tienen sus inquietudes los estudiantes también, ¡y cuántas son! “Algunas maestras no nos dejan expresarnos. Una vez dibujé un perro azul y la maestra rompió la hoja. No me dejó tener imaginación y creatividad.”  –  dijo una estudiante de décimo grado. Otro estudiante expresó: “Pésima educación. No nos dejan jugar ni en la cancha, tampoco en los pasillos con nuestros balones. Tampoco apoyan el deporte.”  –  dijo un estudiante de duodécimo grado.  Otros estudiantes dijeron: “No hay apoyo a las clases graduandas. No permiten promociones ni ventas.” y “No me siento seguro en la escuela, cualquiera puede entrar. Un día entra un árabe y explota la escuela.”  – dijo un estudiante de undécimo. Según una encuesta que realicé a varios estudiantes de distintas escuelas públicas del país (entre ellas: Caguas, Bayamón, Aibonito, Toa Baja, Las Piedras, Ponce, Juncos, Las Piedras, Gurabo, San Lorenzo, Barceloneta, Lares, entre otros)  mediante una encuesta en línea y hallé lo siguiente: El 71% ha estudiado toda su vida en una escuela pública, el 14.5% ha estudiado la mayoría de su vida en escuelas públicas, el 4.8%  nunca había estado en una hasta este año y el 9.7% pocos años en una. El 79% de los estudiantes marcaron que creen que el trabajo del maestro es menospreciado, el 9.7% entienden que es debido a la poca enseñanza que les ofrecen, el 8.1% entienden que si se les aprecia y al 3.2% no les importa. Cuando pregunté si entendían que su educación era mediocre salió que: el 66.1% dijeron que a veces, el 21% están satisfechos con su educación, el 17.7% dijo que es totalmente mediocre y el 3.2% piensa que el Departamento no provee materiales. Cuando pregunté a quién le echarán la culpa de esto el 46.8% mencionó al Departamento de Educación, el 22.6% le echa la culpa a los maestros, el 3.2% confiesa que es por no poner de su parte, el 9.7% dice que no hay organización y el 17.7% dice que todas las anteriores. Al preguntar qué opinaban sobre las carpetas y trabajos administrativos de los maestros cabe recalcar que el 74.2% dijo que es una ridiculez y cosas innecesarias del Departamento, el 11.3% dice que es su obligación, el 6.5% dijo que no les importaba y el 8.1% marcaron otra opción. El 62.9% de estos estudiantes tiene problemas de limpieza en su escuela. El 82.3% dice que deberían tener más talleres vocacionales mientras que el 30.6% opina que no se le está dando énfasis al inglés. El 88.7% admite que el respeto hacia al maestro se ha perdido y el 71% dijo que no cuenta ni con libros. El 22.6% no ve el apoyo de sus padres en sus estudios y el 30% desea libros y materiales de calidad. Algunos de los comentarios fueron: “Creo que deberían de mejorar día a día el plantel escolar e incluso pagarle más a los maestros/as ya que por ellos/as seremos futuros profesionales en el día de mañana” y “Hay maestros que no están en condiciones para dar clases y los tienen dándolas. La mayoría dan las clases mal y después los estudiantes no aprenden.” Otros estudiantes comentaron que: “Es algo increíble como el Departamento de Educación se ha desarrollado a lo que era antes. Saber que antes los estudiantes respetan a esos maestros como si fueran sus padres, bueno la escuela era como un segundo hogar y todavía lo es. Los estudiantes de hoy en día solo están pendiente a lo que es el “vacilón” y no el enfoque que se debe estar teniendo en las clases. Porque aunque no lo creamos hay miles de maestros de Puerto Rico que solo quieren educar a esta población que es la generación futura y que debemos de aprender de nuestra historia.” Por último un estudiante comentó: “No se trata de enseñar por enseñar para luego dar un examen. Enseñar y educar toma tiempo y con lo que le exigen a los maestros están volviéndonos locos a nosotros con tanto trabajo. Es injusto que no aprendamos por lo que le exige el Departamento de Educación. Hay que cambiar ese método de enseñar por uno que realmente de frutos y no nos frustre.”

 

     Tuve la oportunidad de entrevistar a mi modelo a seguir, Calma Carmona quién es una excelentísima artista. Calma estudió en escuelas públicas y privadas en y fuera de Puerto Rico. Carmona entiende que la profesión del maestro ha sido menospreciado pero que  pero se le hace sorprendente que no haya un estándar suficientemente alto para estudiar pedagogía. “Al exigir criterios más altos y compensaciones mayores, mejoramos la calidad del educador.  Debemos tener cambios en el sistema para poder cambiar en nuestra cultura el respeto colectivo hacia los maestros.” – dijo. No está de acuerdo con el sistema educativo del país y entiendo que no es tema de prioridad para el sistema la educación. Calma describiría la educación como inaceptable y dice que  no puede creer que existan los mismos problemas de cuando ella asistía la escuela pública. “Debe ser ilegal no proveer un baño limpio en la escuela para los niños. Al igual que no entiendo por qué no se hace un programa mandatorio  de maestros substitutos.” – decía. Cuando le pregunté si creía que debían enfocarse en las clases principales o deberían tener más talleres vocacionales ella dijo: “Entiendo que deben haber más cursos que sirvan para la preparación de nuestro futuro. Por ejemplo, cuando yo estudiaba en una superior pública fuera de Puerto Rico, noté lo mucho que me ayudó el sistema que tenían. Estaba diseñado para uno mismo escoger sus clases todos los semestres, casi igual a como en la universidad. Adicional, tenían clases como para aprender hacer planillas, clases de trabajar en la oficina de la escuela, clases de aprender diferentes idiomas y clases de  gobierno  como “Model United Nations (MUN)”. El mismo era un programa de ciencias políticas en el cual todos los días se realizaban debates entre estudiantes. Estos eran basados en propuestas que ellos mismos creaban según su posición asignada como senadores. Todas estas clases eran ofrecidas en un programa de escuela pública fuera de Puerto Rico. También comenta que los cursos extracurriculares como las artes, la música, los deportes, son fundamentales en la preparación,  no solo por sus enseñanzas de disciplina pero también son programas que mantienen al estudiante ocupado en horarios después de las clases. Está probado que programas extracurriculares para niños de bajos recursos disminuye la criminalidad en la comunidad.  

 

     Aspirantes a la gobernación, les he expuesto la problemática: La educación y las escuelas públicas de nuestro país. Cada cuatro años se levantan aspirantes como ustedes que prometen un buen bienestar pero se olvidan de lo más importante. Aspirantes, no creo que ninguno de ustedes le responda a una joven de duodécimo grado. Tan siquiera espero que lean esta carta, pero solo quiero recordar que necesitamos un buen líder. De sacar de su tiempo para responder esta carta se los agradeceré, además de que será publicada junto a esta en mi página web para que todos puedan apreciar su punto de vista ante el tema. Recuerden que estos son los jóvenes que les darán el voto y al menos el mío no lo gana cualquier aspirante. Demuéstranos que es un líder comprometido e interesado por la educación. La pregunta es, ¿qué usted va a hacer por mi educación y la de la futura generación? Espero su respuesta.

 

Cordialmente,

download

Angélica D. Serrano Román

Estudiante puertorriqueña

http://www.sarcasmointelectual.com

goodvibesfj@gmail.com

2016 ©Derechos Reservados de Sarcasmo Intelectual

 

Una respuesta a “Aspirante a la gobernación

  1. Pingback: Se levanta un nuevo proyecto: Movimiento Estudiantil – Limpio y sin ataduras, vengo terso.·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s