Cortando el cordón umbilical

cordon-umbilical-e1446313387223

Cortesía de la Organización Evolución Consciente

           El cordón umbilical, psicológicamente hablando, es un lazo emocional. Es aquello que nos une a otras personas, como lo que son los padres, amigos o la pareja. Cuando uno está en un período de transición (como bien lo podría ser la nueva etapa como universitarios) ocurre que ese cordón o lazo, se corta. No se trata de abandonar a la familia o terminar una amistad, sino, que es parte de la etapa de desarrollo de un ser humano. Los lazos emocionales no son negativos siempre y cuando no vayan dirigidos a la destrucción o al daño de un individuo.

            Con esto me refiero a que por más apegado que seas de tu familia o amigos, tarde o temprano tienes que dar el paso y no puedes tirarte al vacío o al lago de la desesperación. Muchos estudiantes de escuela superior dependen de sus amistades para escoger la universidad a la cual asistirán, el lazo es tan grande que no puede tomar decisiones independientes. Otro caso común es que la universidad a la que el estudiante desea asistir y que mejor está cualificada para sus estudios, está a varias millas de su hogar. Ahí es que (ya sea por el padre o el estudiante) se refleja el lazo emocional que no permite la despedida. Sacrificando su futuro, opta por una institución cercana aunque no necesariamente cumpla con las expectativas.

                En el ámbito familiar es muy importante que los lazos sean sanos y basados en la compresión mutua. A veces sentimos que tenemos que complacer a nuestros padres o hacerles sentir bien cuando tomamos una decisión de esta índole. Tenemos que tener bien en claro que es un cambio repentino, que aunque desde pequeños sabemos que un día vamos a culminar la escuela superior para lanzarnos al mundo universitario, nunca estaremos realmente preparados. Al igual que si estudiarán lejos y se hospedarán, estarán viviendo otra etapa más, la de convivencia. Lamentablemente no todo el mundo puede convivir con otra persona a la cual no conoce ni sabe sus manías y comportamiento.

            Quizás te de melancolía y quieras regresarte. Son varios puntos los cuales debemos tener en consideración y sentarnos con nuestros padres, amigos y nuestra pareja para discutirlos. Sí, también con tu pareja. ¿Pero qué ella/él tiene que ver? Puede que tengas una pareja menor que tú, mayor o de la misma edad. Si fuese el caso de que fuese menor, esa persona tiene que estar clara de que estarás estudiando, quizás trabajando, en reuniones para trabajos grupales y demás. Esa persona debe ser lo suficientemente madura para soportar que sean pocas horas las que pasen juntos o por lo menos, menos que antes. Una persona menor (que no conozca lo que es el mundo universitario) quizás no pueda soportar el cambio repentino porque aún no lo ha experimentado.

            Una persona mayor que tú, quizás si te pueda entender, pero como ya pasó por eso, tal vez no le interese volver a repetir la historia. Ahora bien, una persona que será universitario junto contigo, puede que esté mentalmente preparado o que lamentablemente no. Ambos estarán en un ambiente diferente y desconocido, lo cual les atraerá permanecer solos para recorrerlo. Sea como sea, tenemos que discutir cada punto con nuestros apegados, nuestros lazos. Un lazo que se corta agresivamente, podría dar consecuencias. Es una etapa difícil pero valdrá la pena en el futuro.

2016©Derechos Reservados de Sarcasmo Intelectual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s