¿Por qué Manolo?: Una carta abierta

20151109_rc_cidre_rtz.jpg

Extraído del periódico, El Nuevo Día. 

 

6 de noviembre de 2016

 

 

A quién pueda interesar o al que le importe la patria:

 

 

Un día, me encontraba con una compañera en el comedor escolar de la que era mi escuela superior. En eso, las empleadas me sirven un desayuno algo extraño: una rebanada de pan con mantequilla y fruta. En ese instante yo dije: “¿Qué es esto? Esto no puede seguir así (el Departamento de Educación y la situación)”. La compañera me miró e hizo un gesto como que: “¿Qué le pasa a esta loca?”.  Tomé varios papeles en blanco y entrevisté maestros, estudiantes, consejeras, directora escolar, hice una encuesta digital que pasé a estudiantes de todo Puerto Rico y entrevisté a mi modelo a seguir, Calma Carmona.

Yo quería que este insumo llegara a alguien, pero no sería al gobernador. ¿Qué va a hacer él? Entonces, decidí enviarla a los aspirantes a la gobernación 2016. El 9 de marzo terminé de redactarla y al día siguiente de madrugada ya estaba publicada en mi blog, Sarcasmo Intelectual. Envié el enlace por las redes sociales y correo electrónico de todos los candidatos. Pedro Pierluisi respondió (bueno, el equipo) que luego la respondería. Alexandra Lúgaro afirmó por Twitter que “ella era solo una y no podía responderle a todos”. 

El 17 de marzo de 2016 estaba en el Congreso de Líderes de Puerto Rico, donde se me informan que el último orador sería el aspirante a la gobernación, Manuel Cidre Miranda. “¡Ahora es!”, dije. Creo que fui la última en tomar el micrófono, pero antes ya había preparado mi speech. Cuando me dan el turno, me presento: “Mi nombre es Angélica D. Serrano Román de la Escuela Superior […] y el 10 de marzo le envié a usted una carta que decía […]”. Al finalizar, lucía atónito. Me pidió disculpas públicamente ya que no lo había recibido y me dio su correo electrónico. “Te daré mi correo personal, aquel que solo tienen mis hijos para que me envíes tu carta con su debido orden y yo te la responderé este fin de semana”, puntualizó. Al culminar con su ponencia, cuando nos fuimos a tomar una foto, me llamó “licenciada” y yo le dije: “No, periodista”, en lo que sonrió.

Así mismo fue, le envié la carta y el domingo al mediodía la respondió. Publiqué su respuesta en mi blog y él publicó el enlace en su cuenta de Facebook, atrayendo tanto público que se convirtió en la publicación más leída del 2016 (y todavía) de mi página. Luego, decidí hacer una investigación en cuanto a los fondos electorales para las campañas políticas en la que me dijo: “Lo ideal sería que los partidos políticos levantaran sus campañas con sus propios fondos, de manera transparente”.

Más tarde, le envío un correo electrónico a Manolo, como cariñosamente le decimos, ya que quería redactar para él como parte de su campaña política. En efecto, me informa que podría hacer alguna que otra colaboración. Que de hecho, de allí surge: “La dependencia nos tiene presos” y “Estamos a ley de una decisión”, a raíz de dos conversatorios en los que tuve la oportunidad de recoger insumo y colaborar en redes sociales. Uno fue en Gurabo y otro en Ponce.

Y así, me di a la tarea de conocerle y hablar con él. Estuve en entrevistas radiales e incluso fui al debate juvenil: “Joven, asume tu responsabilidad” transmitido por Telemundo, en el cual vi como era en acción, la función y la adrenalina de un periodista. Cuando Manolo me presentaba, siempre decía: “Angélica es una joven que conocí en un evento de líderes que tiene un blog, tiene talento en la redacción y solo está en primer año de Periodismo, deja que termine (de estudiar) […]”, y así seguía. Palabras con las cuales solo describe una madre orgullosa, como hace la mía.

¿Por qué confío en Manolo? Porque sin ser nadie, ser una simple estudiante (en aquel entonces) de superior, decidió responder una carta personalmente desde el iPad. Porque sin ser nadie, habló bien de mí. Porque es una persona comprometida con los jóvenes del país. No le teme a nada, no está atado a ningún partido. No usa al pueblo ni se acoge a un fondo para sufragar sus gastos. Se rehusó a vivir en Fortaleza, tener escolta y chofer. Es un administrador de basta experiencia. Es abuelo, padre, esposo, hermano, hijo y emprendedor retirado. Mucho más de tener la experiencia certificada en un papel, la tiene de vida. Y que más allá de eso, su intención no es insertarse como político y ya, sino que representa la frustración y la indignación de un pueblo y que viene a trabajar, como ha dicho en algunos foros. Durante 13 años, Manolo ha participado de proyectos comunitarios, sociales, educativos, empresariales, entre otros. Por tanto, ha visto a Puerto Rico en todas sus facetas. Insiste en que el cambio que necesita el país no solo es de renegociar la deuda.

Por tanto, les agradezco a ustedes, Marie Estela, Anabelle y Manolo, por la oportunidad que me dieron desde hace 8 meses. Por hacer esta labor tan hermosa y no quitarse. Por soportar insultos, faltas de respeto, por soportar tanta presión (y a mí), por continuar en la batalla y sobre todo, por amar tanto a su país. No solo ganó mi voto, ganó el de mi familia de sangre, el de mi “family in law”, el de algunos de mis seguidores en las redes sociales, compañeros de universidad y a todos a los que pude llevar su mensaje. Yo también le aplaudo a todos sus voluntarios porque se sacrificaron y no fue a cambio de un puesto o una recompensa. Nos quedan dos días. Roma no se construyó en uno, pero usted ha hecho mucho en un año y por tanto, me siento sumamente orgullosa y le doy las gracias, no solo por todo esto, sino por ser un padrino o mentor profesional y de consciencia. Porque mucho antes de esta decisión, seguía a una candidata sin fundamento y era una ignorante de la política. Manolo, no te quites. Con fe llegarás allá arriba, si no es en el 2016, será luego. Sin embargo, desde ya sabes que contarás con una periodista formada, comprometida y voluntaria en camino a #Manolo2020.

 

Afablemente,

 

Angélica D. Serrano Román

Estudiante de Periodismo, revolucionaria, cidreña y escritora a tiempo parcial.

Una respuesta a “¿Por qué Manolo?: Una carta abierta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s