Camarones: cóctel de excreción y colesterol LDL

Por Angélica D. Serrano Román

La demanda de los camarones es altísima. El camarón es sin duda, uno de los platillos predilectos, no solo de los puertorriqueños, sino que del mundo entero. Seguramente eres de aquellos que ordenan el mofongo con camarones. Otros consideran que como es bajo en grasa y calorías y alto en proteínas, es una ganancia por partida doble. Sin embargo, no conocemos las consecuencias o realmente no le prestamos atención.

Según una investigación de la Universidad de Yale, se pudo llegar a la conclusión de que la introducción de granjas de camarones de agua salubre, provoca destrucción de manglares. No conforme a eso, en las denominadas “piscinas” (donde se almacenan los cultivos) son preparadas con químicos que al final, reciben pesticidas.

Además, estos son llamados “el cóctel de excremento”. Sucede que los camarones, al ser limpiados y picados, su excremento se vierte por todas partes y por tanto, todo el camarón queda contaminado. Por cierto, son consideradas las cucarachas del mar. ¿Te comerías una cucaracha con mofongo? ¿No?

shrimp1

Las cucarachas tienen muchas especias, así como las siete hierbas escondidas de KFC. Se alimentan de parásitos y piel muerta. Por cierto, muchos de ellos provienen de lugares donde utilizan contaminantes ilegales. Su captura afecta los delfines ya que quedan atrapados en sus redes y a los peces provocando su reducción.

No obstante, los criaderos se encuentran en países donde se explota a los empleados que trabajan en condiciones infrahumanas. Entiéndase: largas horas de jornada y salario mediocre. Y claro, hay cientos de especies diferentes de camarones y no se puede conocer a ciencia cierta el comportamiento y las características de estos animales. En fin, comemos animales desconocidos.

Algo bien importante y que no todos conocen es que los camarones son sinónimos de colesterol. Según una de las referencias utilizadas en este análisis, de 4 a 5 camarones, se traducen a 152 mm de colesterol. Si eres diabético, este alimento debería estar fuera de tu lista. Y claro, hay sustitutos de camarón, aún peores, que puedes encontrar en los refrigeradores de los supermercados y tiendas. Te preguntarás, ¿por qué no hay tanta información de ello? Buena pregunta, podría tratarse de mercadeo. ¿Cómo hablar mal de un alimento de gran demanda y alto costo? Sin embargo, debemos correr la voz para que esta información llegue a más lectores y de esta manera, estar al tanto de lo que consumimos.

svc

Imagen encontrada en la web sobre la comparación entre un camarón y una cucaracha. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s