Escuela en Caguas se convierte en punto de consumo de drogas y refugio de ambulantes

_DSC9753

EDUCACIÓN


Por Angélica D. Serrano Román

Estudiante de Periodismo
Pionera Sarcasmo Intelectual

 

Desde el 2014 el Departamento de Educación (DE) ha cerrado varias escuelas, para ser exacta un total de 177, según el periódico El Nuevo Día en una publicación en febrero del presente año. No solo es que las cierran privando a los estudiantes de recibir su educación, ese tema es aparte, es la problemática que estas ocasionan. Cabe destacar que para agosto más instituciones se estarán consolidando, una cantidad que asciende considerablemente.

Julia Keleher, secretaria del DE, informó que tomaría acción para que los funcionarios no permitan ni participen, ni por acción u omisión, de actos de vandalismo y apropiación ilegal. Sin embargo, ¿cómo realmente podremos pensar que eso tiene validez? Digo, hoy visité lo que era la Escuela Elemental Luis Cartagena Nieves (LCN) en Caguas.

No solo está en deterioro, sino que es utilizada para propósitos ilegales. Claro, además del susto que me di mientras veía los alrededores y me encontré a dos hombres en un estado físico cuestionable y se me quedaron mirando.

Esta escuela lleva cerrada desde hace tres años y según los vecinos, quienes prefirieron proteger sus identidades, toda la actividad comenzó poco después de que fuera clausurada. Ellos explicaron que no es del desconocimiento de la policía lo que se hace en ella, pues han arrestado individuos en varias ocasiones.

Por otro lado, los residentes comentaron que les han dicho en múltiples oportunidades que derrumbar la escuela costaría aproximadamente $250,000.00 y que por ello, permanece así.

Dentro de la institución se practica el deporte extremo conocido como Parkour, donde brincan de techo a techo arriesgando sus vidas, puesto a que las facilidades se encuentran en muy mal estado.

He visto estudiantes de la Escuela Superior Manuela Toro Morice, con su uniforme, tirándole piedras a las casas y personas con paquetes, donde la policía los ha perseguido hasta dentro de la escuela”, manifestó uno de los vecinos.

Además de ser utilizada para consumir drogas, sirve de refugio para de ambulantes. Un caso ocurrió recientemente cuando un hombre vivía allí y una mujer que le llevaba comida fue agredida por él. Según dos fuentes, se escuchaban los gritos de la mujer pidiéndole que la soltara. Aunque la policía no lo arrestó al instante, pudieron retirarlo del vagón donde se encontraba viviendo dentro de la LCN. Por cierto, estaba amueblado y tenía un colchón.  

Una de las vecinas que su patio queda justamente al lado de la escuela, comentó que vive con miedo de que le hagan daño.

Yo los veo subir la escalera, son muchachos de la Manuela. Yo no sé qué habrá allí, pero rompen y tiran cosas. Ya yo no puedo salir a la parte de atrás de mi casa, tengo que estar pendiente de que no me tiren nada. Una vez estaba pintando la casa y me lanzaron piedras”, explicó.

Esta negligencia afecta a los residentes de la calle Genova y Moscú debido a que de allí salen sabandijas, hay demasiado ruido y viven con la preocupación de que pueda suceder algo más grave.

Aunque por ahora está un poco más calmado por las vacaciones de verano, comentaron que mientras hay clases y hay más volumen de personas, el ruido es la orden del día.

Entonces, Keleher, ¿qué haremos con esta situación? Aquí hay que trabajar varios asuntos. Primero está la negligencia de los estudiantes de la escuela y cómo pueden ser heridos, la manera en que el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, ha desatendido esta institución y cómo lo ha manejado el DE. Posteriormente, el uso y abuso de drogas y la cantidad de ambulantes que tiene el municipio. Amigos, esto es un asunto serio y debe tratarse con prontitud.

Tras que nos quitan oportunidades para nuestros niños y adolescentes, no quieren hacerse responsables de sus actos. Están poniendo en peligro a cientos de estudiantes, a los residentes y personas cercanas a la zona, exponiendo a la policía a tales escenas y promoviendo que sean varios los afectados o pierdan hasta la vida en un deporte bajo esas condiciones.

Lo más que me indigna, más que el cierre de escuelas y el vandalismo en ellas, es que las abren para el plebiscito y las utilizan como centros de votación. En este panorama, concuerdo con la presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico, Mercedes Martínez Padilla, cuando dijo que las prioridades del gobierno están distorsionadas. Mucho más, gastando en él alrededor de 7 millones de dólares.

Julia Keleher, William Miranda, Ricardo Rosselló y compañía, queda de ustedes.

 

locks-trans-3

Enredos es Angélica Serrano. Semi periodista, semi socióloga. Independentista sin camiseta verde. Sarcástica, agria, analítica como Rubén Sánchez, y rebulera como Carmen Jovet. Leer más

 

 

Mire el estado de la escuela:

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Angélica Serrano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s