La patria que resuena a más de 6 mil kilómetros de distancia

Hace dos años puse en mi pared mis metas a corto y largo plazo. Irme de Puerto Rico no estaba en ninguna de ellas, sino que dentro de un año o dos realizaría un intercambio universitario. Por tal razón, jamás imaginé que verdaderamente consideraría marcharme por un mejor futuro. Quizá algunos pensarán que los efectos del huracán María me indujeron a tomar la decisión, pero no, aunque sí es cierto que días después de su paso pude tener un espacio para reflexionar sobre ello. Fueron muchas las cosas las que pensé, principalmente en mi familia y amigos, pero venga, no podemos depender de terceros para definir que haremos con nuestra vida. Lo pensé, sobre todo cuando nos exhortaban a quedarnos aquí para reconstruir a Puerto Rico e hicieron un sinnúmero de campañas para evitar ver nuestra tierra vacía. Me fijé en una posibilidad de enriquecimiento tanto profesional como personal que se desvanecía cuando escuchaba la tonada Hijos del Cañaveral del intérprete René Pérez Joglar. Sus letras me conmovían y me hacían arrepentirme de todo pensamiento. Sin embargo, si realmente pongo en blanco y negro mis oportunidades vs mis sentimientos y el patriotismo, reconozco que no estaré aquí toda mi vida.

Me da un sinsabor saber que seré juzgada al igual que las miles de personas que tomaron o que tomarán la misma decisión. Mi patria la llevo en el corazón al igual que nuestros cánticos, bailes, comida y tradiciones, nuestros paisajes y gratos recuerdos en la mente y nuestra bandera tatuada en un brazo junto a la fecha del Grito de Lares. Aún me quedan 7 meses y 26 días para tomar mi primer vuelo hasta España, donde estaré durante un año. Posteriormente, regresaré a la Isla para finalizar mi último año de bachillerato y poderme graduar de la universidad a la que ingresé. Finalmente, regresaré a comenzar mi maestría en Sociedad, Administración y Política en Sevilla y unirme al mazo de tíos y tías (jaja). Me preguntaría una y mil veces porqué España, pero resulta que tengo linaje español por parte de madre, ambos apellidos son de origen español y que dentro de los sueños incompletos  de mi bisabuela se encuentra ir allá. Además, forma parte de nuestra cultura y actualmente queda mucho de su herencia. 

Dentro de las críticas que he escuchado para quienes “se van con los conquistadores” es que nos iremos  junto a los que violaron a nuestras mujeres (que tampoco podemos cerciorarlo porque las lecturas hablan de que se casaban con ellas y las boris se mueren con el acento español) y abusaron de los taínos. Sin embargo, me parece muy curioso que defendamos a los invasores que causaron estragos en la salud y hambre en la clase trabajadora durante su penetración. En este intento de ser quienes no somos, se intenta americanizar nuestra Isla, se perjudican los movimientos obreros, se manifiesta el desengaño con el régimen militar, llegan los impuestos por todo y por nada, crea que no sepamos tan si quiera qué somos y nos llamen “mantenidos”  y “parásitos”. Mientras que para ellos somos una localización militar considerable y la “colonia económica estadounidense”. Negados a todo esto porque recibimos “su ayuda con fondos federales”, no miramos que estos son inferiores en comparación a los que pagamos nosotros. Pero, allá viven más de 4 millones de puertorriqueños y con María, continúa el aumento volviendo principalmente a Florida en Puerto Rico 2.0, seguido de Connecticut, Texas y Nueva York y no pasa absolutamente nada. Que conste, no critico la decisión para quienes prefieren emigrar hacia allá, hablamos de los que lo hicieron y juzgan a los que se van para España o quienes se quedan y favorecen a los norteamericanos por alguna razón. El que va a poner a Puerto Rico en alto lo hace desde donde sea.

FullSizeRender (5)

“[…]  y nuestra bandera tatuada en un brazo junto a la fecha del Grito de Lares”. Foto: Shaina Isaray. Tatuaje: Deborah (Lunanuova Studio)

De mayokétchup pa’ salsa rosada. Creo que no hay mejor ejemplo para definir una experiencia de movilidad como esta. Sin duda alguna es una oportunidad sumamente enriquecedora, pero está llena de desafíos y varias implicaciones. Tendré que moldear mi estilo de vida, lenguaje y hasta la dieta. No porque no querramos a nuestro pedacito de tierra y nuestras palabras inventadas de último minuto, sino porque seguramente nadie entenderá que ‘janguear’ también significa que tendré una salida con los amigos por baile, cerveza… o por ambas. Retos como el estilo de vida, acostumbrarse a tomar el C1 en Sevilla en lugar de un Uber en el área metro, que tenga que rebuscar mil sinónimos para que entiendan que estoy relajando, vacilando, bromeando… bueno, cachondeando. Así mismo, abandonar mi mofongo con carne frita para comer gazpacho o jamón ibérico. Dentro de las tareas, buscar adaptadores europeos para todo el equipo eléctrico, llevarme tacones para la Feria de Abril y cantar Sevilla tiene un color especial como en Ocho apellidos vascos. Y, no es por na’, yo intenté considerar a Madrid (perdóname Irene) para vivir, pero Andalucía llama. Eso sí, no quiero aceitunas ni pa’ Dios y seguramente vaya a un juego del Betis aunque no entienda na’.

Por lo pronto, yo sí me quito, pero no dejo de ser boricua, brava, caribeña ni jíbara. La bomba y la plena llama como el cuerito del lechón, el tembleque, el coquito, el arroz con gandules y la variedad de frituras en cualquier kiosko, sobre todo en Piñones. Pensar en lo que se dejaría atrás es complicado, pero consuela saber que me llevaré un poquitito de la Islita y que Puerto Rico estará dando bandazos allá, pero una cosa es cierta, cada uno de mis logros serán de los míos y en cada oportunidad que tenga diré que soy de la Isla del Encanto con el mismo orgullo que los ponceños dicen que son de la Ciudad Señorial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s