La patria que resuena a más de 6 mil kilómetros de distancia

De mayokétchup pa’ salsa rosada. Creo que no hay mejor ejemplo para definir una experiencia de movilidad como esta. Sin duda alguna es una oportunidad sumamente enriquecedora, pero está llena de desafíos y varias implicaciones. Tendré que moldear mi estilo de vida, lenguaje y hasta la dieta. No porque no querramos a nuestro pedacito de tierra y nuestras palabras inventadas de último minuto, sino porque seguramente nadie entenderá que ‘janguear’ también significa que tendré una salida con los amigos por baile, cerveza… o por ambas.

Leer Artículo →